Economía y Negocios

Economía Circular: El nuevo concepto se llama Suscripción

Economía Circular: El nuevo concepto se llama suscripción

Suscripción es la última propuesta de economía colaborativa.

Es el concepto de moda, cualquiera puede hacer prácticamente de todo a cambio de una suscripción, desde ver películas, escuchar música, jugar a videojuegos, todo lo imaginable cabe en la moda de la suscripción.


Como no podía ser de otra manera en este segmento ha irrumpido una empresa emergente de suscripción para coches que ha conseguido levantar una ronda de financiación de 6,5 millones de euros, hablamos de Bipi.

La ronda ha sido liderada por un inversor israelí como es la Maniv Mobility, secundada por Kibo Ventures, IDC Ventures y TA Ventures, su inversión va dirigida a aumentar la plantilla y desarrollar objetivos a medio plazo como traspasar las fronteras españolas y llegar a gestionar más de 10.000 vehículos.

La pretensión de la empresa pasa por ampliar la plantilla actual de 40 personas a 60 y en 12 o 18 meses implantar el sistema en tres mercados europeos además del español. en estos momentos tienen una cartera de 60.000 usuarios registrados y suscriben 200 clientes nuevos al mes, cifra con la que piensan alcanzar en los próximos 18 meses los 10.000 vehículos gestionados.

El crecimiento en el número de coches alquilados es clave en su estrategia, ya que Bipi centra su rentabilidad  en el número de clientes que pagan por alguno de sus planes. Bipi lo que hace es rentabilizar los coches a través de las suscripciones que personalizan el plan que prefieren, ni más ni menos que igual que si de un contenido de Netflix o HBO se tratara, de esta forma siempre tendrá el usuario el coche que quiere a su disposición a cambio del pago mensual y cuando quiere darse de baja es automático y sin problemas.

Su fórmula de negocio no es novedosa, pero si completa, ya que es posible disfrutar de vehículo a la medida a cambio de una cuota mensual y con la posibilidad de entrar y salir cuando se quiera. La ronda de financiación debería afianzar el sistema y demostrar que existe una alternativa intermedia entre compra, renting y alquiler de coches tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*