lunes, julio 26, 2021

Elon Musk, la caída del gurú de la tecnología

Más Leídos

Estados Unidos se plantea volver a pedir que los vacunados lleven mascarilla

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos se plantean volver a recomendar que los vacunados contra la COVID-19 vuelvan a llevar la mascarilla, ante un...

¿Es posible inhabilitar a Ricardo Martinelli para las elecciones de 2024?

Es una realidad política incuestionable que Ricardo Martinelli como figura política mantiene su vigencia pese haber abandonado el poder hace 7 años, sufrir un...

El Gobierno venezolano conmemora los 238 años del nacimiento de Simón Bolívar

El Gobierno venezolano conmemoró este sábado los 238 años de nacimiento de Simón Bolívar, quien contribuyó a la independencia de Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá,...

Panamá supera los dos millones de dosis de vacunas aplicadas contra la COVID-19

Panamá alcanzó este viernes a las 2,066,597 dosis de vacunas aplicadas contra el nuevo coronavirus de las casas farmacéuticas Pfizer y Astrazeneca,  según informó...

El fundador de Tesla, entre otras empresas vive un calvario personal, que le ha conducido a ser una parodia de sí mismo

Visionario, tecnólogo, empresario de éxito y al mismo tiempo un loco. Últimamente cada vez que interviene públicamente no es que suba el pan, sino que pone a prueba la fortaleza de sus empresas y la paciencia de sus inversores. Elon Musk (Pretoria, Sudáfrica 1971) con sus salidas de tono y su inapropiada actitud, muy alejada de lo que se espera de un empresario profesional, ha conseguido con este comportamiento numerosos altibajos en la cotización de sus empresas.

De su mente han surgido ideas brillantes, pero a la vez tiene sus claroscuros personales, debido a sus salidas de tono y actitud arrogante. El proyecto Hyperloop, un tren de alta velocidad que levita en el interior de un tubo hermético al vacío y capaz de alcanzar 1.200 kilómetros por hora, abre un camino de grandes posibilidades en el concepto de transporte. Otras ya han abierto nuevas eras como la exploración espacial privada, como es el cohete espacial Space X. Y como no su proyecto estrella que es destacable por  los logros obtenidos en materias energéticas gracias a baterías, coches eléctricos y sistemas de autopilotaje.

Tesla, al día de hoy sin apenas capacidad de producción se ha convertido en una de las empresas de automoción que marca el futuro del sector, superando a General Motors en valoración bursátil. Pero todos estos proyectos pueden caer en un abismo por su benévola actitud y sus salidas de tono y la mayor parte de las veces fuera de lugar.

Personalidad extravagante

El sudafricano que debería ser el mejor vendedor de las bondades de sus empresas, suele salirse de los cánones establecidos, ya que  ni su gran magnetismo le ha librado de las críticas y de éstas tiene una lista muy larga. Ha tenido enfrentamientos dialécticos en Twiter con muchos usuarios, llamó «violador» y «pedófilo» a uno de los rescatadores de los niños equipo de fútbol de Tailandia que quedaron atrapados en una gruta, ha especulado con sacar a Tesla de la Bolsa de Wall Street, y su última falta de seriedad salir en una entrevista hablando de aviones eléctricos, fumando marihuana y bebiendo whisky.

Tal vez haya inventado una nueva forma de marketing, convertirse en una persona peculiar que atrae los focos puede ser beneficiosos o contraproducente según como se utilicen, y en su caso, le está pasando más como una factura negativa para él a título personal y a sus empresas en el ámbito mercantil. Los genios han sido personas extravagantes , inconformistas y en ocasiones incomprendidos por la sociedad. En una de sus biografías, Ashlee Vance le describe  como una «amalgama de inventores legendarios» a la altura de Thomas Edison, Henry Ford, Howard Hughes o Steve Jobs.

La última de sus salidas de tono

Con una inmensa fortuna valorada en unos 21,000 millones de dólares, Musk ha ido deslizándose hacia un lado oscuro que le ha conducido a trabajar hasta 17 horas al día, a tomar somníferos para descansar, a tener problemas de salud, según confesó en una hilarante entrevista para «The New York Times» en la que reconoció llevar un modo de vida que es un «infierno».

En los últimos días ha saltado a los medios, la posible sanción e inhabilitación empresarial como consecuencia de una posible manipulación de las cotizaciones de Tesla, cuando afirmó que tenía al inversor para excluirla de la bolsa. El regulador ha reaccionado debido a los movimientos que se produjeron en la cotización en base a sus palabras y la sanción económica puede alcanzar los 20 millones de dólares a título personal y similar a la empresa. Por este motivo ha renunciado a la presidencia, aunque con este gesto se hace a un lado, ya que continuará como CEO. Con estos cambios se enfrenta a la investigación que le han abierto y que le puede acarrear además de la sanción, una inhabilitación temporal para dirigir empresas.

Su errático comportamiento, hace sospechar que no está capacitado para dirigir sus faraónicos proyectos. Es obsesivo, motivo que ha generado tensiones en los consejos que preside, por lo que se han producido los drásticos movimientos de hacerlo pasar a un lado. Tesla, se encuentra en pérdidas millonarias y en lugar de atajarlas, debido a su egocentrismo se ha dedicado a proyectos cuando menos surrealistas, como ejemplo el diseño de un sistema para conectar el cerebro a una máquina.

Es un as de los negocios

Hasta que ha tenido estos cambios de personalidad era un campeón en los negocios. Su cordura se ha convertido en una goma elástica que corre el riesgo de romperse. Es una persona que según describe su entorno necesita tener la mente ocupada continuamente. No descansa. Todo lo cuestiona. Es audaz pero caprichoso. Arrogante y narcisista. La delicada relación con su padre trastocó sus sueños, en los que aspiraba más a cambiar el mundo que a disfrutar de la vida.

Con este contexto familiar ajetreado el divorcio de sus padres era lógico, lo que le condujo a vivir con su madre en los años 80 en Canadá. Desde este momento su vida fue como rodar una película. Joven sin dinero que consigue estudiar Administración de Empresas y Física en la Universidad de Pensilvania, gracias a una beca. Un hombre hecho a sí mismo que gana dinero con sus ideas, el sueño americano en pura esencia. Su vida siempre ha sido estar rodeado de cacharros tecnológicos, con 10 años comenzó a estudiar programación por su cuenta con su primer ordenador. Un par de años después ya había vendido su primer videojuego llamado «Blastar», fueron los primeros 200 dólares de un imperio que ahora comienza a tambalearse si continúa por ese peligroso camino

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

Estados Unidos se plantea volver a pedir que los vacunados lleven mascarilla

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos se plantean volver a recomendar que los vacunados contra la COVID-19 vuelvan a llevar la mascarilla, ante un...

¿Es posible inhabilitar a Ricardo Martinelli para las elecciones de 2024?

Es una realidad política incuestionable que Ricardo Martinelli como figura política mantiene su vigencia pese haber abandonado el poder hace 7 años, sufrir un...

El Gobierno venezolano conmemora los 238 años del nacimiento de Simón Bolívar

El Gobierno venezolano conmemoró este sábado los 238 años de nacimiento de Simón Bolívar, quien contribuyó a la independencia de Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá,...

Panamá supera los dos millones de dosis de vacunas aplicadas contra la COVID-19

Panamá alcanzó este viernes a las 2,066,597 dosis de vacunas aplicadas contra el nuevo coronavirus de las casas farmacéuticas Pfizer y Astrazeneca,  según informó...

Alarma en Chiriquí y centro del país por un sismo de magnitud 7

Un sismo de magnitud 7 en la escala de Richter, con epicentro en el océano Pacífico, sacudió este miércoles Panamá, causando alarma en Chiriquí...