Internacionales

Trump: “nada” inquieto por amenaza de destitución

Donald Trump

El presidente estadounidense restó importancia a la potencial apertura de un proceso en el Congreso, tras acusaciones de que trató de presionar a Ucrania para investigar a su posible rival electoral para 2020, Joe Biden.

Reportes de medios estadounidenses, como el diario “The Wall Street Journal”, revelaron que un informante de la comunidad de inteligencia hizo una denuncia alarmante en la que señaló que el presidente trató de presionar a su homólogo de Ucrania, Volodimir Zelenski, en una llamada telefónica.


Según el periódico, que citó a personas conocedoras de este asunto, durante esa conversación telefónica Trump llegó a pedir hasta ocho veces a Zelenski que trabajara con su abogado personal, Rudy Giuliani, para investigar a Hunter Biden, un hijo del exvicepresidente estadounidense, el demócrata Joe Biden.

Trump habló por teléfono con Zelenski dos semanas antes de que se presentase una queja interna en la inteligencia estadounidense, el 12 de agosto pasado, que ha puesto en pie de alerta al Congreso. Según la denuncia, Trump habría amenazado a Zelenski con retener temporalmente la ayuda militar estadounidense a Ucrania.

La reacción de Trump

Trump ha confirmado que discutió sobre temas de corrupción que involucra a la familia Biden durante la llamada, pero niega haber aplicado presión sobre Zelenski.

“Tuvimos una llamada telefónica perfecta”, dijo Trump a los periodistas, al llegar a Naciones Unidas este lunes, en Nueva York. “Todo el mundo sabe que es solo una cacería de brujas de los demócratas”, aseguró. Preguntado sobre si estaba tomando con seriedad la amenaza de algunos demócratas, Trump respondió: “para nada en serio”.

Esta mañana, el mandatario volvió a insistir en el tema en Nueva York, adonde se ha trasladado para participar en la Asamblea General de la ONU, en respuesta a una pregunta sobre si se tomaba en serio la posibilidad de que se abra un juicio político contra él por este asunto.

La reacción demócrata

Un número creciente de demócratas cree que deberían abrir procedimientos de juicio político contra Trump, pero se enfrentan a una posible reticencia de los republicanos, que controlan el Senado.

Por esto, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, pidió a los republicanos en una carta que cumplan con su “deber constitucional” e investiguen la queja presentada por los servicios de inteligencia del país.

En su misiva, dirigida al líder de mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, Schumer apuntó que “a la luz de esta advertencia urgente y del esfuerzo del Gobierno de Trump para encubrirlo, el Senado liderado por los republicanos ha permanecido en silencio y sumiso, evitando su obligación constitucional de llevar a cabo una supervisión”.

Por ello, el dirigente demócrata solicitó una sesión en el Senado sobre la queja de los servicios de inteligencia y que se emita una citación para obligar al Gobierno a revelar el contenido completo de dicha queja y para que el Departamento de Justicia ofrezca detalles sobre cualquier asesoramiento legal ofrecido al Ejecutivo a este respecto.

Trump ha pasado gran parte de su primer mandato como presidente luchando contra las acusaciones de que se benefició de la interferencia rusa durante su sorpresiva victoria en 2016 sobre su rival demócrata Hillary Clinton.

A medida que se acercan las elecciones de 2020, aumentan las preocupaciones sobre nuevos intentos del extranjero para entrometerse en el tenso panorama político de Estados Unidos. En ese contexto, la denuncia del informante ha agitado nuevamente a Washington.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*