Tokio, Japón (EFE).– El gigante tecnológico nipón Softbank anunció hoy que estudia la venta de una parte de sus acciones de la operadora estadounidense de telecomunicaciones T-Mobile, de las que posee una cuarta parte del total.

El grupo japonés es actualmente el segundo mayor inversor en la compañía estadounidense con un 24 % de las particiaciones, por detrás de la alemana Deutsche Telekom, que posee un 43 %.

Softbank «ha decidido explorar potenciales transacciones» con sus participaciones en T-Mobile, según explicó este martes en un comunicado, donde menciona como posibilidades la oferta pública o privada de esas acciones o la negociación con la propia empresa estadounidense o con Deutsche Telekom.


El conglomerado nipón subrayó que cualquier operación «incluirá conversaciones y negociaciones» tanto con T-Mobie como con la firma alemana, y precisó que su intención de vender las acciones podría no concretarse de no ser satisfactoria para todas la partes.

La posible venta se enmarca en la estrategia de Softbank de desprenderse de parte de sus inversiones, tras registrar el pasado ejercicio fiscal las peores pérdidas de su historia (más de 8.900 millones de euros o 8.900 millones de dólares) debido sobre todo al mal rendimiento de su fondo de capital de riesgo.

Softbank cerró su adquisición de acciones de la empresa de telefonía estadounidense a principios de año, después de que el regulador de ese país aprobara la fusión de dicha empresa con su rival Sprint, controlada a su vez por la corporación nipona y que pasó a ser subsidiaria de T-Mobile.