Internacionales

Rama X de Tailandia, la coronación de un rey excéntrico y mujeriego

Rey de Tailandia Vajiralongkorn

Con un boato no visto en décadas, el soberano del antiguo reino de Siam, será entronizado a lo largo de tres días.

La coronación del nuevo rey de Tailandia, incluye costumbres ancestrales de gran significación budista y brahmánica, los actos comenzaron hace semanas, aunque hasta hoy no se culminan los actos finales . Aunque lleva dos años en el trono, Maha Vajiralongkorn único hijo varón del venerado rey Bhumibol, fallecido en octubre de 2,016, tras permanecer en el trono más de 70 años.

Pero ni las draconianas leyes de lesa majestad que en Tailandia condenan hasta con 15 años de cárcel a quién ose criticar a algún miembro de la familia real, puede ocultar la mala fama que precede al nuevo rey, desde ahora conocido con el nombre de Rama X. Su fama de playboy disoluto, excéntrico y pendenciero, le ha convertido en un garbanzo negro de la realeza mundial.

Para ampliar esta mala reputación, el décimo monarca de la dinastía Chakri, ha decidido casarse con nocturnidad en vísperas de su coronación para que su última amante pueda participar en las ceremonias con estatus de reina consorte. Suthida Tidjai, antigua azafata de Thai Airways, es desde que descubrieran los paparazzis en 2013 su relación, la amante que el príncipe heredero la nombró jefa adjunta de su servicio de seguridad, y a finales de 2016 le concedió el título de general de las Reales Fuerzas Armadas.


En los fastos de cremación del rey Bhumibol en octubre de 2,017, Maha se hizo acompañar de Suthida y su anterior esposa, hecho que hubiera supuesto un escándalo en cualquier otro lugar del mundo, menos en Tailandia El pasado miércoles la Gaceta Real comunicó que “Su Majestad y la general Suthida están casados oficialmente según la ley y la tradición”, el comunicado incluía la decisión del soberano de nombrar a su esposa reina.

Cuatro veces se ha casado y todas sus relaciones han estado envueltas en la polémica. En 1.987 contrajo su primer matrimonio con su prima hermana Soamsawali Kitiyakara, enlace concertado por su madre, la que en su juventud fue la bellísima reina Sirikit. El matrimonio tuvo una hija, pero no había pasado un año de su boda y Maha ya mantenía una doble vida con la camarera y aspirante actriz Yuvadhida Polpraserth, con quién tuvo cuatro hijos considerados ilegítimos y tres de los cuales en 2.011, denunciaron el abandono al que habían sido sometidos por su progenitor.

Maha intentó durante años divorciarse de su esposa, pero ésta no daba su brazo a torcer, hecho que provocó múltiples conflictos en la Corte y episodios bochornosos como cuando en un viaje oficial a Japón pretendió que las autoridades recibieran como a su mujer a la que era su amante.

En 1.994, por fin consiguió el divorcio y se casó con la actriz, pero el matrimonio no llegó a considerarse válido por la oposición de la reina Sirikit. Ante la falta de heredero varón legítimo, volvió a desposarse en 2.001 con la bella Srirasmi Suwadee, que le dió el ansiado varón, que cuenta hoy con 14 años de edad.

En 2.013, saltó a los medios un escándalo de contrabando y extorsión que salpicó a varios de los familiares y unidos a vídeos escandalosos que se difundieron, colmaron la paciencia del rey Bhumibol y la Corte no tardó en emitir un comunicado anunciando el divorcio real. Maha se consoló en los brazos de su ya cuarta esposa, con quién ha vivido largas temporadas fuera de su país, sobre todo en su imponente villa de Alemania.

Precisamente en Munich, se pudo ver las estrafalarias imágenes del príncipe ataviado con una camisea sin mangas y con un gran número de falsos tatuajes por todo el cuerpo, las instantáneas causaron estupor, pese a los intentos de las autoridades para evitar su difusión, ya que el entonces príncipe con más de 60 años, recordaba a un chulángano hortera, más que el heredero del trono del antiguo reino de Siam.

Aún es pronto para saber si la maquinaria destinada a engrandecer el culto a la personalidad del nuevo rey servirá para que Rama X sea un monarca querido por su pueblo, ya que como príncipe herederonunca gozó de las simpatías que sí despierta su hermana mayor la princesa Ubolratana, a quién la ley sálica le ha vedado el acceso al trono.

Pero por lo pronto, ya ha dado muestras de su autoridad, obligando al Parlamento a aprobar una enmienda a la ley que regula la Oficina de la Propiedad de la Corona, que queda exclusivamente en sus manos y que es la mayor corporación de Tailandia, que sin confirmar está valorada en más de 70.000 millones de dólares. Si todos los informes daban por hecho que iba a ser un rey títere en manos del gobierno de un país que el soberano actúa como unión de todos los estamentos, han errado en sus previsiones ya que pretende tener más poderes entre la cúpula militar y nombrar a los sacerdotes budistas de máximo rango.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*