La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el pasado viernes su plan de entregar 2 mil millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 al mundo para finales de 2021.

Este plan es una parte del Acelerador de Acceso a Herramientas contra la COVID-19 (ACT-Accelerator, por sus siglas en inglés), una iniciativa global establecida en abril de este año entre múltiples socios para garantizar un acceso equitativo a los recursos que salvan vidas contra la COVID-19.

El ACT-Accelerator reúne a gobiernos, organizaciones sanitarias, científicos, empresas, sociedad civil y filántropos para acelerar el fin de la pandemia.


Según el plan, a mediados de 2021 se proporcionarán 500 millones de pruebas y 245 millones de tratamientos a países de bajos y medianos ingresos.

«Está claro que para controlar la COVID-19 y salvar vidas, necesitamos vacunas, diagnósticos y terapias efectivos, en cantidades sin precedentes y a una velocidad sin precedentes. Y es evidente que, dado que todas las personas corren el riesgo de la COVID-19, todas las personas deberían tener acceso a todas las herramientas para prevenir, detectar y tratar esa enfermedad, no solo aquellos que puedan permitirse pagar por ello», aseguró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.