El presidente de la República, Laurentino Cortizo sancionó la Ley No.155, que modifica a su vez la Ley 37 de 2009, que descentraliza la administración pública y asegura el rescate presupuestario de los gobiernos locales afectados por la pandemia y garantiza el empleo de más de 12,500 empleados municipales.

“Se trata de una acción dirigida a fortalecer la capacidad administrativa de los municipios para favorecer su funcionamiento eficaz, especialmente durante la crisis causada por la pandemia COVID-19. La acción procura llevar tranquilidad a 12,500 empleados municipales en todo el país”, señaló el presidente al sancionar la ley.


Cortizo recordó que durante la actual vigencia fiscal, los municipios del país han visto mermados sus ingresos debido a la pandemia, afectando su capacidad de operación, por lo que la nueva ley conduce al rescate presupuestario de los gobiernos locales para que puedan cubrir sus gastos de funcionamiento básico.

La nueva ley faculta a los municipios a destinar durante el año 2020, el 100% del monto final que reciban en concepto del Impuesto de Inmuebles a funcionamiento.

En el artículo 1, un parágrafo transitorio señala que los municipios podrán, durante la vigencia del 2020, destinar el monto total que reciban de las transferencias del Gobierno Central, en concepto de Impuesto de Inmuebles, a cubrir sus gastos de funcionamiento. Pueden utilizar los saldos no comprometidos de los años fiscales 2016, 2017, 2018 y 2019.

Los municipios distribuirán, el monto que reciben en concepto del Impuesto de Inmuebles entre las juntas comunales y las alcaldías, en proporción a los gastos operativos, tomando en cuenta los servicios que prestan, la extensión territorial y la densidad de población.