Cortizo, orgulloso de sus orígenes gallegos ante el rey de España

En la localidad de Beariz (Ourense), se exhiben pancartas con el lema «Nito Cortizo, presidente», junto a la bandera de Panamá.

En una reciente reunión con el rey Felipe VI de España, el nuevo presidente de Panamá se mostró orgulloso de sus orígenes gallegos. Laurentino Cortizo pertenece a la segunda generación de emigrantes gallegos que dieron el salto para buscar fortuna en nuestros países hermanos de hispanoamérica, hijo y nieto de emigrantes, el destino de sus antecesores no fue como la mayoría de ellos a la hora de hacer las américas, viajando a México sino a Panamá.


En Beariz y la vecina localidad de Avión, cada verano regresan de vacaciones los que desde hace años cruzaron el Atlántico en busca de fortuna y regresan para recordar y disfrutar de sus orígenes. Con Slim o los Vazquez Raña a la cabeza, como poseedores de las mayores fortunas de Latinoamérica, son muchos los que fueron acogidos y han triunfado en los países hermanos.

Hijo de Laurentino Cortizo Cortizo, de la aldea gallega de Ricobanca, y de Esther Cohen, vino al mundo en 1953 en Panamá el actual presidente. El éxito de su progenitor en los negocios, permitió al futuro presidente seguir una formación académica a la altura de la que se espera para un mandatario de una república. Cursó sus estudios primarios en el Colegio Javier y los secundarios  en La Salle en Nicaragua, posteriormente ingresó en la Academia Militar de Valley Forge y se licenció en Administración de Empresas en la Universidad de Norwich, en Estados Unidos. Máster en Administración de Empresas y estudios de doctorado en Comercio Internacional y Mercadotecnia en la Universidad de Texas, en Austin, completaron sus estudios.

Laurentino Cortizo fue elegido el pasado 1 de julio con más del 33% de los votos en las elecciones generales de 2019. Perteneciente al Partido Revolucionario Democrático (PRD), fue presidente de la Asamblea Legislativa de Panamá y ministro de Desarrollo Agropecuario en el gobierno de Martín Torrijos, cargo al que renunció por desacuerdos con el Tratado de Libre Comercio firmado entre Estados Unidos y Panamá.

De Beariz, panameño y de segunda generación, son tres características que diferencian a Cortizo de la emigración de esa zona de Galicia, por lo general vinculada a México y la cercana Avión, y que aún no ha logrado entre los hijos de los emigrantes el impacto social de sus padres. Ambos municipios enclavados en la zona más despoblada y envejecida de Galicia, es la envidia de la comunidad, ya que su riqueza se manifiesta en las impresionantes casas y chalets lujosos, gran cantidad de oficinas bancarias y bajo índice de desempleo, siete jets privados que viajan a menudo entre Ciudad de México y Vigo, pertenecen a habitantes censados en Avión.

El alcalde de Beariz, Manuel Prado, celebra la fama de su pueblo gracias a Laurentino Cortizo y su objetivo es conseguir llevarlo a Beariz y la aldea familiar de Ricobanca, donde algunos de sus familiares disfrutan de largas estancias.

Autor: Francisco Martínez.