Más de dos meses después de la interrupción de las competiciones por la pandemia de coronavirus, la Bundesliga será el primer gran campeonato europeo de fútbol en regresar, pero deberá seguir estrictas medidas.

El gobierno alemán autorizó este miércoles (06.05.2020) la reanudación de la Bundesliga de fútbol a partir de mediados de mayo, pese a los riesgos sanitarios y las críticas recibidas desde otros deportes. SIn embargo, será a puerta cerrada,

Más de dos meses después de la interrupción de las competiciones por la pandemia del nuevo coronavirus, la Bundesliga será el primer gran campeonato europeo de fútbol en regresar, pero deberá seguir una serie de estrictas medidas de protección.


La fecha exacta del regreso será fijada por la Liga Alemana de Fútbol (DFL).

«La Bundesliga puede regresar a partir de la segunda mitad de mayo, respetando las reglas que han sido acordadas», declaró la canciller Angela Merkel tras una reunión con los líderes de los estados federados para abordar las medidas de desconfinamiento.

Alemania marca un nuevo camino entre las grandes ligas europeas. Francia suspendió definitivamente el final de su temporada la semana pasada e Inglaterra, España e Italia esperan reanudar la competición en junio, en el mejor de los casos.

Antes de la interrupción, el Bayern de Múnich era líder después de 25 jornadas, con 4 puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund, por lo que parecía encaminado hacia un octavo título consecutivo como campeón de Alemania.

Si las nueve últimas jornadas pueden disputarse, tanto de primera como de segunda división, los clubes alemanes recuperarán 300 millones de euros de derechos de televisión.

La DFL presentó a los poderes públicos un protocolo sanitario draconiano, que permitiría relanzar la competición sin grandes riesgos. El ministro de Salud, Jens Spahn, estimó que el plan «es coherente y puede servir de modelo a otros deportes».

El plan sanitario de la liga alemana reposa sobre todo en los test de detección del coronavirus. Toda persona que participe en los entrenamientos o en los partidos será sometida al menos una vez por semana a los controles, y obligatoriamente el día anterior de de los partidos.

Los casos «positivos» serán colocados en cuarentena, pero el resto del grupo no lo será obligatoriamente. La decisión final sobre las medidas de aislamiento no pertenece a los clubes, sino a las oficinas locales de salud, dependientes de los poderes regionales.

Para los partidos, 300 personas serán autorizadas, y habrá zonas creadas para evitar al máximo los contactos: zona «césped», zona «tribunas» y zona «exterior».

El lunes, la DFL anunció que diez personas de las 1.724 controladas en los 36 clubes de primera y segunda divisiones dieron positivo.

rrr (afp/efe)