Opinión: Matrimonio Igualitario vs Diseño Original

Foto: Pixabay.com

Sólo para reflexionar en un tema polémico.

Es un hecho noticioso, que los señores Enrique Raúl Jelenszky, quien es panameño, desea legalizar su vínculo con el Inglés John Winstanley, quienes contrajeron  matrimonio en Reino Unido en el año 2008, así mismo los señores Álvaro José López Levy y Kenneth Jay Gilbert, contrajeron matrimonio en el año 2014, en el Estado de Illinois, Estados Unidos de América, también buscan se les reconozca legalmente su nupcias en la República de Panamá, nación que hasta la fecha no reconoce el matrimonio igualitario; no obstante, nuestra Corte Suprema de Justicia entra a examinar el debate, toda vez que los señores presentaron una demanda de Inconstitucionalidad contra los artículos 26 y 34 numeral 1 del Código de Familia Panameño, que dice lo siguiente: “Artículo 26. El matrimonio es la unión voluntariamente concertada entre un hombre y una mujer, con capacidad legal, que se unen para hacer y compartir una vida en común. Artículo 34. No pueden contraer matrimonio entre sí: 1. Las personas del mismo sexo;”…

Cabe agregar, que tanto los nacionales como los extranjeros que viven en nuestro Istmo, están sometidos a la Constitución y a las leyes; siendo así, existen  presiones de organismos extranjeros con el fin de que nuestras Autoridades reconozcan las intenciones promovidas por los grupos y movimientos de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (LGBT).

Ante todo lo anterior, me surgen dos preguntas.

  1. ¿Se requiere de leyes para reconocer lo que es un matrimonio? De ninguna manera; porque es la unión de un hombre con una mujer, los conceptos claros que tenemos sobre matrimonio, desde antes de la existencia de las leyes.
  2. ¿De no aceptarse el matrimonio igualitario, se está violando algún derecho? De ninguna manera; este tipo de unión no es un derecho fundamental.

Pero entremos a ver algo más profundo, y es que el matrimonio es el fundamento legal de la familia, tal cual como se describe en el artículo 57 de nuestra Constitución Política, y es la primera institución donde descansa toda sociedad.

De manera que, no se necesita tener leyes para reconocer lo que es un matrimonio y es lógico pensar que se perfecciona con la unión voluntaria entre un hombre y una mujer; además, este concepto está antes del surgimiento de los cánones religiosos.

Me pregunto, se violaría algún derecho si se rechaza el matrimonio igualitario? De ninguna manera. ¿Y quién ha dicho que el matrimonio igualitario es un derecho? De ser así, el día de mañana dirán que es un derecho que el hombre se case con una yegua o un animal; y si se lo impiden, estamos violando sus derecho humanos? Que locura!! ¿En qué sociedad estamos viviendo con una crisis de valores morales?

Suena duro, pero usted no ha visto por ejemplo, que dos perros, o dos caballos, puedan procrear o tengan relaciones sexuales; ¿Sabes por qué? Por su instinto natural.

Dicho de otro modo, al aceptar algo que va en contra de la misma naturaleza, estamos reconociendo algo anormal, por  falta de valores, escases de conocimiento de lo bueno y lo malo, que trae consigo la destrucción del hombre mismo, incluso el surgimiento de nuevas enfermedades. Como bien dijo Manny Pacquiao, boxeador y legislador filipino, “que si aprobamos el sexo de hombre con hombres y mujer con mujer, eso significa que el hombre es peor que un animal”

Si vamos al terreno científico, no existe un cromosoma “gay”, o eres hombre (xy) o eres mujer (xx), si vamos al plano lógico, el sexo debe ser entre un hombre y una mujer, si vamos a un punto de vista teológico, existe un Dios que creó varón y hembra para procrear, y si vamos a filosofar, se debe aceptar que nuestra sociedad no está preparada para este tipo de distorsiones que agudizan la crisis familiar; siendo así, no debe existir discusión sobre este punto,  ya que se pretende cambiar los conceptos lógicos.

Sabes algo, no hemos tocado el terreno bíblico, pero busqué  la siguiente expresión del Apóstol Pablo a los Romanos en el capítulo 1 versículo 26 al 27, que dice lo siguiente: “Por esto, Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra la naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío…”

Y lo que dijo Jesús sobre el tema en palabras  más contundentes: “Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos serán como una sola persona.”

Me quedo con el diseño original aprobado por un Dios, creo en la unión entre un hombre y una mujer, lo contrario son aberraciones que acarrea consecuencia y destrucción masiva para la raza humana;   esto sin dejar de mencionar lo ocurrido con Sodoma & Gomorra.

Por último, al aceptar el matrimonio igualitario, ¿En qué beneficiaría a la sociedad? En Nada. Por eso, esperamos que nuestra Corte Suprema de Justicia, frente a estos casos, falle en estricto derecho a favor de los valores y de la familia panameña.

Ahora, esto no se trata de fanatismo religioso, es pelear por conceptos ya reconocidos.  Les dejo claro, que no soy religioso, soy un joven que cree que la familia es la base fundamental de toda sociedad.

Por ello, invito a todo el que cree en la familia, a la mega marcha  para defender la primera institución,  vístete de blanco el día jueves 13 de julio de 2017, desde las 3:00 p.m de la tarde, en el cruce de Vía España y Avenida Federico Boyd.

Moisés Abraham Álvarez.

Twitter: @MoisesAbraham06

1 Comment on "Opinión: Matrimonio Igualitario vs Diseño Original"

  1. Emmanuel Garcia Moreno | julio 5, 2017 at 12:25 am | Responder

    Excelente artículo, contundente y razonable. No podemos permitir q se “toree” la Constitución y las leyes para violar la misma q establece q no habrá fueros ni privilegios a ningún grup, en violacion del derecho de todos.’

    El pueblo q ama a Dios sobre todas las cosas, junto a todos aquellos q aman a su familia y sus hijos nos levantaremos en una sola voluntad para detener las intenciones ocultas tras estos desmanes.
    Ahí estaré en defensa de mis nietos y las generaciones futuras de mi bello Panamá

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


1 × 2 =